Saltar al contenido
Vercomics | Leer Cómics Online

¿Cómo sobrevivir un apocalipsis zombie?

4 julio, 2012

 

Ricardo ‘el Basu’ Basurto – México

Ok, en la página estamos intentando una nueva actividad, la cual consiste en que cada semana escribiremos sobre un tema desde distintas perspectivas y aspectos a considerar. El de esta semana es el género Z en los comics. Tengo el honor de inaugurar esta sección, presentando lo que podríamos clasificar como una guía de supervivencia en caso de un apocalipsis zombie. Sin embargo, puesto que este busca ser un artículo de opinión y no un manual a un listado, me enfocaré más en las posibles formas de organización para sobrevivir.

Antes que nada, es importante responder algunas preguntas fundamentales que determinarían en gran medida nuestra forma de supervivencia. Entre estas, me parece que hay una fundamental: ¿pueden ‘morir naturalmente’? Sí, se que suena contra intuitivo tratándose de ‘muertos vivientes’, pero es que a fin de cuentas, en el género Z no es una constante que los muertos vivan eternamente. Si revisan la serie de 24 semanas después, verán un ejemplo de ‘zombies’ (ahí son víctimas del virus furia, si no mal recuerdo) que mueren en caso de inanición. En cambio, si son de esos que sólo mueren si les atraviesas el cerebro, la supervivencia resulta más compleja, pues no hay algo así como un plazo, sino que es algo casi definitivo.

Un segundo aspecto fundamental es cómo perciben. Quiero decir, no es lo mismo percibir con el olfato o la vista que con una visión de calor o un sexto sentido detecta humanos. Dependiendo de esto, se deberán ajustar algunas estrategias para garantizar la supervivencia de la especie, concretamente, la forma de camuflarse y de guarecerse. Si perciben con el olfato, con estar repugnantemente apestosos ya la hicimos; en cambio, si perciben con la vista, un camuflaje de planta o una apariencia de zombie podría bastar (otro aspecto a considerar es si comen sólo carne humana o cualquier carne en general).

Y ya que estamos evaluando sus aptitudes y capacidades, hay dos aspectos fundamentales a considerar: qué tan rápidos son y qué nivel de raciocinio tienen. No es lo mismo enfrentarse a zombies con el IQ de un esqueleto ridículo como en The Walking Dead o cualquier otro, a enfrentarnos a zombies con un nivel de raciocinio intacto o sumamente elevado (Crossed, Black Gas, Marvel Zombies). Esto determinaría si es posible ponerles trampas, engañarlos, cazarlos, esconderse, recolectar, etc… De igual forma, no es lo mismo que corran rápido, como en 24 semanas después, a que caminen arrastrándose como en, no sé, casi cualquier saga tradicional.

Por último, debemos de evaluar qué tanto se expandieron en nuestra zona y, obviamente, las condiciones de la misma. Estar en el centro de una ciudad saturada sería mucho más peligroso que en las afueras de un pueblo en la sierra o en el desierto. Parece ser una constante que, independientemente de todo lo anterior, la cantidad es importante. No es lo mismo hacerle frente a unos cuantos aislados que a una horda de 200, sean rápidos o lentos, listos o idiotas.

Pero bueno, una vez considerados todos estos factores que resultarán determinantes en la elaboración de estrategias de supervivencia, pasemos a la parte medular de este artículo: qué nos sugiere la literatura sería la mejor forma de organizarnos para sobrevivir.

Desde luego, el primer punto sería una simplificación de las necesidades. Suena bastante lógico, y de hecho, puede que parezca más una consecuencia que una estrategia, pero de hecho no. Querer mantener un nivel de vida similar al que podemos mantener hoy día en medio de un apocalipsis zombie es imposible no sólo porque ya no habría electricidad, internet o TV por cable, sino porque es impráctico. Cargar con un tostador, una licuadora y una TV sería demasiado complicado. Pero está bien, supongamos que eso es algo que todos supondríamos, es también olvidarse de suavizante, desodorante, crema de afeitar, servilletas y mondadientes. Estos son artículos que aunque los usamos con regularidad, no son de primera necesidad, ocupan espacio y serían una carga.

Una vez aceptado esto, podemos argumenta cuál sería la mejor forma de organización para sobrevivir en un apocalipsis zombi: el comunismo primitivo. Y es que, creo yo, esta sería la forma ideal, pues implica tres principios esenciales que podemos apreciar en los comics: no ser grupos tan grandes, contar con una especialización simplificada y ser de naturaleza nómada o semi sedentaria.

El primer punto tiene que ver con el aprovechamiento de los recursos escasos y la posibilidad de ocultarse con mayor facilidad. Aunque un grupo grande podría ser más eficiente para un combate frontal contra los zombies y otros grupos, la organización al interior del mismo sería más complicada y podría generar conflictos. Entonces, un grupo pequeño sería la alternativa. Sería recomendable, eventualmente, construir una red de pequeños grupos, para intercambiar productos, protección y una convivencia acotada. Además, se prevendría la endogamia.

De igual forma, un punto fundamental será el de contar con una especialización en el trabajo, aprovechando las ventajas comparativas de cada individuo. Debe haber grupos encargados de la caza y recolección, así como de la vigilancia. Estos deberían ser rápidos y discretos, obviamente. En cambio, debería haber quienes se encargaran a la preparación de alimentos, la protección de los niños y ancianos, el desarrollo de herramientas y el cuidado de la salud.

Sin embargo, esta especialización del trabajo deberá estar simplificada. De nada serviría tener a un alfarero de vasos y a otro de tasas, sino que deberá haber alguien encargado de arreglar dichos instrumentos y ya; no se necesitará de un chef de postres y uno de carnes, sino alguien que sepa y pueda cocinar y con eso será suficiente.

Por último, una condición que dependerá en buena medida de las capacidades de los zombies, será si se es nómada o sedentario. Yo me inclino por un semi sedentarismo, en donde se tenga cierto arraigo para desarrollar diversas actividades, pero se cuente con una organización móvil, que sin problemas pueda trasladarse todo el grupo y sus enseres de un punto a otro. Así, contar con una red de pequeños grupos permitiría desplazarse de un punto a otro, contar con un alojamiento temporal, pero mantener autonomía y evitar problemas.

Hago énfasis en lo de grupos pequeños. ¿Qué tan pequeños? Bueno, eso dependería de cada grupo, pero el motivo por el que señalo esto es por el siguiente punto: la falta de un liderazgo impositivo. Mi primer artículo aquí consistía en un análisis de las formas de dominación, y cómo se desarrollan en The Walking Dead, y ahí señalaba que se tendía a contar con un liderazgo personal. (https://vercomics.com/formas-de-dominacion-en-the-walking-dead/ )

Aunque esto resulta algo natural, la ventaja de mantener un grupo reducido es que estos problemas se mantendrían acotados, pues en un grupo pequeño sería más probable que se mantuviera un liderazgo coordinativo, que considera las opiniones de los demás y solamente coordine la toma de decisiones, pero que se mantenga como algo colectivo. A medida que el grupo se haga más grande, esto sería más complicado, por lo que deberían surgir liderazgos, y podrían surgir conflictos con el líder, no con un igual.

Esto ya está siendo demasiado largo, así que ahondaré en esto más adelante. Por lo pronto, no puedo dejar de señalar que debería haber un comité de investigación, en el que se investigara sobre la naturaleza, origen y forma de matar o de curar a los zombies, eso sí, con todo el cuidado posible.